MOAB & ASOCIADOS

Inicio » Propiedad Intelectual » Actualidad » Certificado de Eficiencia Energética: la nueva condición para vender o alquilar

Certificado de Eficiencia Energética: la nueva condición para vender o alquilar

Autor: Verlaciudad

Autor: Verlaciudad

A partir del próximo 1 de junio de este año, todos los propietarios de viviendas, locales o edificios completos que deseen vender o alquilar, deberán disponer de un certificado de eficiencia energética.

El Consejo de Ministros aprueba así -con muchos meses de retraso- un Real Decreto que traspone la exigencia comunitaria a la normativa española.

No tendrán, sin embargo, la obligación de obtener certificado de eficiencia energética una serie de inmuebles: los edificios y monumentos protegidos oficialmente, cuando el cumplimiento de tales exigencias puedan alterar de manera inaceptable su carácter o aspecto; los utilizados para culto y actividades religiosas; las construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o menor de dos años; los edificios industriales y agrícolas, en la parte  destinada a talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales; los que estén aislados con superficie menor  de 50 metros cuadrados; que tengan una sencillez técnica y escasa entidad constructiva y no tengan carácter  residencial o público, ya sea de forma eventual o permanente, se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas; los que se compren para su demolición, así como aquellos edificios de viviendas objeto de contrato de arrendamiento por tiempo inferior a cuatro meses.

Este certificado de eficiencia energética tendrá una validez de diez años. El propietario podrá sin embargo proceder a su actualización de manera voluntaria cuando considere que existen variaciones en el edificio que pudieran modificar el certificado de eficiencia energética.

El certificado, además de la calificación energética del edificio, deberá incluir información objetiva sobre las características energéticas de los edificios y, en el caso de edificios existentes, un documento de recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética del edificio o de una parte de éste, de forma que se pueda valorar y comparar la eficiencia energética de los mismos, con el fin de favorecer la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía.

Con el fin de facilitar la obtención de estos certificados, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha elaborado los programas informáticos CE3 y CE3X, que se encontrarán a disposición de los técnicos responsables de certificar, respecto a los cuales llevará a cabo un plan de formación. El IDAE se encargará asimismo de informar a los vendedores, compradores y usuarios de viviendas y edificios en general sobre las nuevas obligaciones a las que tendrán que hacer frente a partir de junio de 2013.

El Ejecutivo destinará además 100 millones de euros a la realización de medidas de ahorro y eficiencia sobre la envolvente y las instalaciones térmicas de los edificios existentes de uso residencial y la incorporación de energías renovables (biomasa y geotermia, principalmente).

Podrán ser beneficiarios de esas ayudas las comunidades de propietarios de edificios de viviendas, las comunidades de bienes de los propietarios de edificios de viviendas no divididas horizontalmente, y las personas físicas propietarias de un edificio de viviendas unifamiliar.

PUBLICACIONES ANTERIORES

Introduce tu email aquí para recibir notificaciones de nuestras publicaciones en tu buzón de correo electrónico.