MOAB & ASOCIADOS

Inicio » Administración de Fincas

Administración de Fincas

 

El administrador de fincas es un profesional cualificado y experimentado en la gestión de comunidades, conocedor de la legislación aplicable que afecta a una comunidad de propietarios y de la casuística más habitual para la resolución de conflictos. Administra los elementos comunes de las comunidades de propietarios, los bienes inmuebles urbanos y rústicos propiedad de terceros, en aplicación de las leyes de Propiedad Horizontal, Arrendamientos Urbanos y Rústicos.

En este sentido, ofrecemos a nuestros clientes los siguientes servicios:

1.  Asesoramiento:

  • Jurídico: acuerdos de Junta, cobro de morosidad,  sentencias, jurisprudencia en general que afecta a la propiedad inmobiliaria. Adaptación a la LOPD.
  • Inmobiliario: alquileres, traspasos, compra-venta de inmuebles. Notarías, Registros de la Propiedad, IBI, Viviendas de Protección Oficial, rehabilitación de inmuebles, etc.
  • Técnico: en aquellos aspectos arquitectónicos e industriales que afectan al buen funcionamiento de los servicios y mantenimiento de la propiedad, asesorando sobre la mejor contratación de las empresas o técnicos que en la relación calidad precio sean las más ventajosas.
  • Económico: criterios de presupuestos, repercusión de gastos, liquidaciones, saldos individualizados según División Horizontal, estatutos o acuerdos de Junta, repercusión de obras, actualizaciones de renta, liquidaciones, etc.
  • Fiscal: obligaciones con la Hacienda pública en todos los aspectos relacionados con la propiedad, IVA, IRPF, declaraciones, alta en el censo, liquidaciones, etc.
  • Laboral: gestión del personal contratado, riesgos laborales, contratos, Seguridad Social, medidas de fomento del empleo, INEM, Estatuto de los Trabajadores, accidentes de trabajo, incapacidad transitoria por enfermedad, etc.

2. Gestión y Representación: De patrimonios inmobiliarios urbanos o rústicos, rentabilizándolos en beneficio de la propiedad, manteniéndolos para su correcta conservación y adecuación a las normas de seguridad, higiene y   funcionamiento, en interés de sus moradores. Seguimiento y control de proveedores, averías, seguros, bancos, Ayuntamiento, Comunidad Autónoma, Seguridad Social, Hacienda, pactando las mejores condiciones de servicio y económicas para la propiedad. Gestiones ante los Organismos Oficiales referentes a la Comunidad. Efectuar las comunicaciones de siniestros a las compañías de seguros. Efectuar todas las notificaciones correspondientes de la comunidad de propietarios, bien a los propios vecinos o a terceros.

 3. Mediación: Entre la comunidad y el propietario, entre los mismos propietarios, entre la comunidad y las Administraciones Públicas, entre el arrendador y el inquilino, entre empresario y trabajadores, intentando unificar criterios para evitar litigios.

4.  Contabilidad: Con criterios contables e información clara y precisa, realizar las liquidaciones para su aprobación, actualizar las rentas, repercutir las obras, ocuparse de los cobros de los recibos a inquilinos o propietarios, repercutiendo los consumos individuales susceptibles de individualización, de deudores. De los pagos a proveedores, nóminas, acreedores, etc. Estados periódicos con resumen del Balance de la Comunidad, con el detalle de ingresos y gastos en ese periodo. Balance anual de ingresos y gastos del ejercicio económico, con el detalle de los mismos distribuidos mensualmente. Liquidación anual individualizada por cada finca registral, con aplicación de gastos por coeficiente y/o por partes iguales según corresponda. Así, al final de año, cada propietario sabrá el saldo de su cuenta. Presupuesto de ingresos y gastos para el próximo ejercicio, con el detalle de la cuota correspondiente a cada propietario.

 5. Secretaría: Custodiar la documentación del arrendador o comunidad, dando fe de los acuerdos, posibilitando su aplicación con criterios profesionales de forma ágil y eficaz. Expedir certificados de deuda o corriente de pago para una correcta reclamación judicial o transacción inmobiliaria.

6. Representante Inmobiliario: Valoraciones y peritaciones inmobiliarias , también judiciales, traspasos de locales, alquileres, contratos de arrendamiento, viviendas de protección oficial, etc.